sábado, 21 de noviembre de 2015

Pendejos.

Malditos, los odio, los odio por esa facilidad que tienen para sentirse tan contentos, tan alegres con algo tan estupido y trivial. Gritan, saltan y se abrazan y festejan como si el triunfo fuera suyo, tal vez en parte lo sea y asta se sientan orgullosos de si mismos por lo menos asta que se acabe la cerveza.

 Pendejos.

domingo, 2 de febrero de 2014

Pleamares

Cuando viajo y luego sueño me siento como ave.
En pleamares, en las olas, frías mustiedades.*
Todo es blanco, todo cala, Todo brilla.
Es el sol, es la tarde, son tus ojos arenales.

Sobre el tiempo y en tus mares
Me paseo dando vuelta a mis pesares.
Mar, eres tan sublime y yo soy tan solo un ave.
Quiero morir en ti ahogado y renacer en tus oleajes

A veces en ese sueño hay dolientes olas de fuego
Y la llama del dolor está en mis alas,  
Asustado me disparo hacia el cielo 
y despierto vomitando agua.

sábado, 10 de agosto de 2013

sábado, 1 de junio de 2013


Con un cuchillo en la bolsa del pantalon.
Con un cuchillo en la bolsa del pantalón, enojado. Si la tragedia nos abraza que sea así: victimizados por el ánimo de la gente trastornada. El calor nos envuelve en un profuso ardor dorado, las palomas azotan crepitando en nuestros pies, deshidratadas. Los árboles mueren jóvenes, los insectos se beben nuestra sangre.  ¿Donde más puedo reflejar mi rostro? en los ríos, los lagos, ¿donde correr libre? en los campos, el desierto, pero no en las calles, allí solo puedo huir;  de mi mismo. La ciudad me desquicia, me vuelve loco, el calor solo sirve para recordarme que estoy vivo pero muerto. Y camino por las calles con 10 pastillas de xanax en mi estomago y el ánimo mental. Lobotomía cerebral, modorra de sinogan, amnesia de clopnazepan. Si, con un cuchillo en la bolsa del pantalón.    

domingo, 28 de abril de 2013


Que difícil dominar el ego, mas difícil cuando uno se alcoholiza o se droga, cuando las barreras psicológicas caen por el efecto de la desinhibición que produce la sustancia activa, cuando se pierde la vergüenza y el miedo a ser uno mismo. Que difícil dominarlo cuando estas totalmente alcoholizado y drogado a las 5 de la mañana con personas igual de egocéntricas y soberbias que tu, también drogadas; con la compulsión en los pensamientos, en los comportamientos, con el pensamientos distorsionado, con la percepción de la realidad totalmente descoyuntada. Noches así, mañanas así, pueden terminar en una tragedia, en muerte. La egonomania que toma el control y se apodera del ambiente. En momentos así hasta los primeros rayos de sol se sienten agresivos.

miércoles, 17 de octubre de 2012


La peor cosa que puedes hacer cuando por fin sientes que encuentras el hilo de la libertad  otrora época  perdido, es enamorarte; de una adolescente. 

sábado, 28 de julio de 2012


No me gustan los domingos.
Es fin de semana y yo salgo por ahí a matar el tiempo, se dice que los domingos son para pasarlos en familia pero que familia puede tener este perro. Me parece algo muy pretencioso acostarse en el zacate, encima de una sabana de cuadros rojos a tomar vino con un libro de Borges en la mano y un emparedado en la otra. Yo nunca haría eso, a mi me gusta la cerveza, y nunca he leído a Borges, un parque no es un lugar indicado para leer. Hoy es domingo pero bien podría se lunes, nunca me han gustado los domingos, no soy una persona de exteriores, tampoco de interiores, pero si debo confesar que me gustan los campos abiertos, los valles, las mesetas, el campo, el desierto; ese sería un buen lugar para pasar una mañana de domingo, un extenso campo abierto, sin personas, con una botella de cerveza, y una pistola en la mano, solo para dispararla al aire, sin apuntarle a nada. Los domingos son la apostasía de la vida capitalista, de la vida acomodada, ordenada y tranquila, siempre he pensado eso, uno pretende que descansa, que se divierte aunque lo único que hagamos es eso: pretender, porque en realidad muchos de nosotros no tenemos ni idea de cómo divertirnos, no sabemos descansar o pasar el rato dignamente. Es temprano, el día apenas comienza y ya me estoy empezando a sentir desquiciado, el olor a smog, el ruido de los carros. Es domingo lo que significa que nadie está trabajando, solo la familia está en las calles, en los parques públicos, los jóvenes están aun en la cama sufriendo de resaca.  No sé que estoy haciendo aquí, me siento tan fuera de lugar, últimamente siento que no encajo en ninguna parte, que no quepo en ningún lugar. Tal vez sea tiempo de dejar esta ciudad pestilente y aburrida y salir a buscar mi destino de coyote en otro lugar, hoy es domingo y no puedo dejar de pensar en que en un día como este huiré de aquí sin decir nada, sin dejar rastro, para que luego me busque la policía y todos piensen que me han matado, huir  así con actitud de desquiciado.     

lunes, 25 de junio de 2012


Fin de semana austero,
Estrepitoso ademan de tragedia inventada,
Dilema absurdo de crimen que no ha sido resuelto;
Se fugo el maldito con su vida y una bolsa de dinero,
Dejando una imagen sangrienta
En el subconsciente colectivo del pueblo.
Los niños ya no juegan,
Sus madres han encontrado despojos humanos
En el parque público cuando ellos estaban en recreo,
Los personeros de la ley tratando de entrar en el juego:
El turno se acaba alas 9,
Importante no olvidar comprar tortillas y huevos, 
Importante decirle al teniente que me suba el sueldo.
Vías de tren y un cuerpo partido a la mitad,
Mil sospechosos y demanda de pastillas para conciliar el sueño,
La ciudad no duerme el diablo anda en celo,
Reclama vidas inocentes mucha sangre y miedo.
Cae la noche todo está en silencio
Hay muchas víctimas en las calles,
Muchos idiotas que quisieran estar muertos.
Casa con escombros en la entrada y mucha basura dentro,
Bosque oscuro, callejones perfectos,
Camioneta negra, guantes de cuero,
Con un pasamontañas viejo.
Una soga y  bolsas con aroma a pinozol,
Navajas con punta de tenedor.
Mantén tu boca cerrada nena, por favor.

jueves, 21 de junio de 2012


El muchacho neurótico y multipolar.

Las ideas inconexas, las frases que sobran, las palabras pomposas: la pretensión, yo y mi gran carota entre líneas, el egocentrismo expresándose independiente de mi. El mal uso de los signos de puntuación, una cachetada a la forma, al estilo, ínfulas de poeta maldito, delirios de escritor, ser aficionado y autodidacta o sea ser un bueno para nada. La emulación grosera de los ídolos, creer que se tiene el talento y a la vez dudarlo. La neurosis a flor de piel a flor de la hoja en blanco. Las lecturas de parcela, el lector frustrado. De repente un pensamiento y zaz! un bloqueo de creatividad. Tener ideas muy buenas pero no tener la suficiente autoestima para llevarlas a cabo, el miedo, el asco y luego de eso una mueca de terror. No encontrar en ningún lado un espejo digno en donde reflejarte, esperando ese golpe de suerte, esperando ese conecte con la realidad – por esa idea tonta de que allí se encuentra la creatividad- y no poder lograrlo. Sentir que tienes algo bueno que escribir y ver como se aleja o se esconde, como huyendo de ti, otra vez el bloqueo de creatividad, otra vez mi mente (ego) pensando independiente de mí. Escribir y escribir sobre nada, para nadie, solo porque no sabes hacer otra cosa ni siquiera eso, escribir algo y después borrarlo por el que dirán. Estar constantemente editando los escritos, la obsesión.

lunes, 18 de junio de 2012


El Perro


Afuera de mi casa habita un perro, es un perro muy tranquilo, le gusta tirarse al sol cuando hace frio y cuando hace calor se tira en los charcos de agua para refrescarse.  Es un perro paracaidista, no es mío pero vive en mi patio, de repente un día en que me tomaba un café el llego, me miro y se tiro a mis pies como cansado de caminar, como si por fin hubiera llegado a su destino, cuando desperté al siguiente día allí estaba, moviendo su cola y echando sus grandes orejas hacia tras, no pude echarlo de mi patio, quien podría echar a una criatura como esa tan indefensa a la calle, le serví un plato de comida y le llene un cacharro con agua fresca, su mirada decía gracias y la forma en que comía que tenía mucha hambre. No le he puesto ningún nombre, es el perro, así a secas, tiene una característica que lo hace muy peculiar, a diferencia de los demás perros  le caen muy bien los gatos, en eso nos parecemos de hecho yo soy una persona más bien de gatos no de perros, pero bueno este es diferente. Si, creo que me lo voy a quedar

martes, 5 de junio de 2012


Desdeño todo lo que es trabajo, los turnos de ocho horas, los horarios de oficina, no respeto para nada al hombre trabajador, lo compadezco. Me parece tan insípida esa clase, la trabajadora. Trabajar toda tu vida y luego morir cansado y aburrido ¡qué asco! preferiría morir de hambre en un callejón. Y no lo desdeño por qué no lo conozca, no, yo también he trabajado turnos de ocho horas ¡de diez horas! El único empleo que he podido sobrellevar es el de repartidor, de lo que sea, repartidor en moto, no importa el calor, la lluvia, el trafico, los conductores enojados, los accidentes, nada de eso importa, ni siquiera lo rutinario que puede llegar a ser el trabajo. Empacador, obrero, ayudante de serigrafía, lava carros, lavaplatos, cobrador, cajero, jefe de piso, un pelmazo, un pobre diablo ¿cómo llegar al fin de semana y sentirse orgulloso de sí mismo? ¿Cómo decir que no a la soga que cuelga del techo? ¿A la caja de pastillas?  ¿A la navaja enmohecida?   

martes, 8 de mayo de 2012


Las palabras.

Trastorno.
Desquiciado.
Desaparecer.
Trance.
Epiléptico.
Trapera (puñalada).
Mental.
Desgarrado.
Cobre.
Reptil.

Estas son las palabras que mas me gustan.

La letra t y el sonido de la r después de esta y por alguna extraña razón las palabras que empiezan con des como despojado. Despotricar es una de mis favoritas pero aun no he sabido cómo usarla en algún texto.

Transparente es la palabra perfecta.

La erre y la Te mezcladas con todas las letras del abecedario, las palabras como expresión de los deseos, miedos y angustias del inconsciente.  

sábado, 28 de abril de 2012

La Era del Dolor


Explotan en mi conciencia las palabras, las frases e ideas que supuestamente podrían dar forma a los resquicios esotéricos, metafísicos, que definen el significado de mí enmarañado espíritu. Las imágenes escuetas del diagrama de mi alma empiezan a resurgir del fondo de mi cabeza o de mi no sé que, para dar forma y significado a esta era del dolor. Perdido pues  en algún rincón de mi confuso espacio interior están esas combinaciones  en donde tal vez habite desgarrada mi voluntad  y por que no mi verdadero yo que asustado e intranquilo se arrincona cansado con una mueca de terror. Mi diablo extasiado e insaciable se revuelca con las ninfas de mis deseos y se pierden para siempre los anhelos inocentes de vivir,  ahora todo es negro y decadente, desquiciado me arrastro implorando mi regeneración  y escudriño  cómo se originó esta  desintegración de mi ser. Esta era de dolor  pareciera que jamás terminara, por lo  pronto que mis vicios arraigados me degeneren aun más y que los días enteros corran aburridos  y oscuros sin cesar.

jueves, 12 de abril de 2012

Desdoblarse

Ÿ ¿De qué  tienes miedo? ¿de qué te de frío? ¿De estar solo?  ¿De la oscuridad? ¿De sentirte enfermo?
Ÿ Es el miedo el que anda por aquí, siento miedo porque está muy oscuro y siento que algo anda por ahí, lo siento cuando por el aire se mueven las cortinas, escucho murmullos aunque imperceptibles murmullos se que son,  está empezando a hacer frió y eso llama mi atención, cambia la atmósfera del espacio y algo diferente flota en el aire, se siente más la noche, todo está más callado. Es de noche, cuando es de noche y hace mucho frió, eso es lo peor. Pero  como digo siento que algo anda por allí, porque las cosas se ven más grandes, siento su presencia, incluso truenan, hacen ruidos.
Ÿ Tengo miedo de ir a dormir, últimamente he tenido sueños muy extraños: estoy de pie, mi cerebro  dando vueltas  no puede parar, las cortinas de este cuarto no están, la ventana es más grande y brilla, yo diría que demasiado, la voy a tocar pero alguien  me llama, me asomo y no hay nadie en las escaleras. Floto por toda la habitación, cuando por fin siento que mis pies tocan el suelo todo se vuelve pesadilla, mi cuerpo astral vuelve a la cama pero no puedo despertar, grito pero nadie me escucha, quiero moverme pero mi cuerpo no responde, siento que me tocan, siento que voy a morir, mis brazos pesan tanto, en mi cabeza se escucha un zumbido, como de insecto y en el fondo como una estación de radio mal sintonizada, primero muevo un dedo luego la mano, despierto, prendo la luz y mi gato me mira. Otra vez estos desdoblamientos, solo quiero darme cuenta de que estoy soñando.  

lunes, 2 de abril de 2012

Cabalgando


Cabalgo entre ríos de pájaros muertos
En mi caballo negro, lleno de sueños,
De verdades lastimeras, de insípidos miedos.
El ánimo desolado, desahuciado el cielo.

En ese laberinto el minotauro quemo el pajar
E incendio la comisura de la aurora,
De mi aurora; aurora boreal.

E caído del caballo ya no hay marcha atrás,
Las verdades me atraparon me llene de meditar,
Desperté enajenado me libere de no pensar.
El caballo se aleja galopa sin cesar.
E caído al mundo, a la realidad.